Celulas madre corazones infartados

Pubmed

ResumenLos injertos de cardiomiocitos derivados de células madre pluripotentes pueden remuscularizar cantidades sustanciales de miocardio infartado y latir en sincronía con el corazón, pero en algunos casos provocan arritmias ventriculares. Se desconoce si los cardiomiocitos humanos pueden restaurar la función cardíaca en un modelo animal de gran tamaño fisiológicamente relevante. Aquí mostramos que el trasplante de ∼750 millones de cardiomiocitos derivados de células madre embrionarias humanas criopreservadas (hESC-CMs) mejora la función cardíaca en monos macacos con grandes infartos de miocardio. Un mes después del trasplante de hESC-CM, la fracción de eyección global del ventrículo izquierdo mejoró un 10,6 ± 0,9% frente a un 2,5 ± 0,8% en los controles, y a los 3 meses se produjo una mejora adicional del 12,4% en los tratados frente a un descenso del 3,5% en los controles. Los injertos alcanzaron una media del 11,6% del tamaño del infarto, formaron uniones electromecánicas con el corazón huésped y a los 3 meses contenían ∼99% de miocitos ventriculares. Un subgrupo de animales experimentó arritmias ventriculares asociadas al injerto, cuyo origen, según los mapas eléctricos, era una fuente puntual que actuaba como marcapasos ectópico. Nuestros datos demuestran que la remuscularización del corazón de macaco infartado con miocardio humano proporciona una mejora duradera de la función ventricular izquierda.

El trasplante alogénico de cardiomiocitos derivados de células ips regenera corazones de primates

ResumenEl trasplante de células madre es muy prometedor para el tratamiento de las lesiones por infarto de miocardio. Recientemente hemos descrito las células progenitoras cardíacas (CPC) derivadas de células madre embrionarias, capaces de diferenciarse en cardiomiocitos, endotelio vascular y músculo liso. En este estudio, planteamos la hipótesis de que las CPC trasplantadas preservarían la función del corazón infartado al participar tanto en la sustitución muscular como en la neovascularización. Las CPC diferenciadas formaron uniones electromecánicas funcionales con los cardiomiocitos in vitro y condujeron potenciales de acción a distancias de centímetros. Cuando se trasplantaron a corazones de ratón infartados, las CPC se injertaron a largo plazo en la zona del infarto y en el miocardio circundante sin causar teratomas ni arritmias. Las células injertadas se diferenciaron en cardiomiocitos estriados cruzados que formaron gap junctions con las células del huésped, al tiempo que contribuyeron a la neovascularización. Las ecocardiografías seriadas y el cateterismo presión-volumen demostraron una dilatación ventricular atenuada y una función sistólica y diastólica preservada del acortamiento fraccional del ventrículo izquierdo. Nuestros resultados demuestran que las CPC pueden injertarse, diferenciarse y preservar el rendimiento funcional del corazón infartado.

Terapia celular para el infarto de miocardio

Aunque se han hecho enormes progresos en el tratamiento convencional de la cardiopatía isquémica, ésta sigue siendo una de las principales causas de muerte y discapacidad. La terapia celular constituye una apasionante frontera de investigación para la recuperación cardíaca completa. Se ha analizado la capacidad de diversas células madre y progenitoras para estimular la renovación cardíaca, con resultados prometedores tanto en ensayos preclínicos como clínicos. Se ha comprobado que las células madre mesenquimales tienen capacidad regenerativa a través de diversos mecanismos, como la diferenciación a partir del linaje del mesodermo, las propiedades inmunomoduladoras y los efectos paracrinos. Además, su disponibilidad, mantenimiento y capacidad para reponer los nichos de células madre endógenas las han hecho idóneas para la investigación de primera línea. Esta revisión pretende esbozar el uso de la terapéutica con células madre mesenquimales para la cardiopatía isquémica, sus características, los potentes mecanismos de regeneración cardíaca basados en células madre mesenquimales y destacar los datos preclínicos. Además, se discuten los resultados de los ensayos clínicos realizados hasta la fecha, así como los ensayos clínicos en curso sobre la cardiopatía isquémica.

Infarto de miocardio

ResumenEl trasplante de células madre está generando actualmente un gran interés para su uso en el futuro tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. Las poblaciones de células madre están aumentando rápidamente, y todavía estamos en la búsqueda de los tipos celulares óptimos para utilizar en los ensayos clínicos, ya que las células madre de la médula ósea no mostraron una mejora significativa de la función cardíaca tras el trasplante. Los estudios experimentales con células madre plantean la cuestión de la verdadera diferenciación de los tipos celulares específicos de los tejidos tras el trasplante. De hecho, estudios recientes sugieren que la mejora de la función cardíaca está asociada a la inhibición de la apoptosis y la fibrosis proporcionada por los factores liberados por las células madre tras el trasplante. En esta revisión, analizaremos los efectos de las células madre trasplantadas en el injerto y la diferenciación, así como los factores liberados por las células madre en la apoptosis y el remodelado cardíaco.

J. of Cardiovasc. Trans. Res. 3, 73-78 (2010). https://doi.org/10.1007/s12265-009-9151-4Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Author: Gustavo Ferrer