Me pica la oreja izquierda que significa

Picor y ardor en el oído derecho

El picor de oídos es un problema muy común. Para algunas personas el problema es tan grave que se meten varios objetos en los oídos, causando un traumatismo en el canal auditivo. Las causas más comunes del picor son un hábito nervioso, una infección por hongos o el comienzo de una infección. Otras causas pueden ser enfermedades de la piel como la psoriasis o la dermatitis. Algunas personas con alergias se quejan de picor de oídos.

El canal auditivo puede ser normal al examinarlo o puede haber descamación de la piel. La gente agrava el problema utilizando objetos como horquillas, perchas y palillos de dientes para rascarse la oreja. Esto puede producir abrasiones en el canal auditivo.    Cualquier rotura de la piel puede permitir la entrada de bacterias a través de esta barrera protectora. La oreja se infectará y deberá ser tratada de la misma manera que la otitis externa.

El picor por sí mismo, sin evidencia de traumatismo o infección, puede tratarse con unas gotas de esteroides suaves para el oído.    Unas pocas gotas colocadas en el oído ayudarán a disminuir la cantidad de picor. Otro tratamiento útil es el uso de alcohol al 70% (alcohol para fricciones) como gota para el oído. PRECAUCIÓN: el picor de oídos puede ser la primera señal de que se está desarrollando una infección. Si el oído está infectado, el alcohol quemará.

Tratamiento del dolor de oído

Si te arde la oreja derecha, alguien está hablando bien de ti. Esta es una de las cientos de supersticiones que Fletcher Dresslar recoge en su libro de 1907, Superstition and Education. Las obtuvo de estudiantes de California simplemente repartiendo hojas de papel en blanco y pidiéndoles que escribieran todas las supersticiones que se les ocurrieran. Dresslar describe su proyecto como «un intento de asomarse a ese reino mental oscuramente velado pero interesante que alberga los restos mejor conservados de nuestra evolución psíquica» (pág. 2).  Al hacer un balance de su variopinto catálogo, Dresslar no pudo evitar advertir algunos patrones. Por un lado, las supersticiones que mencionan el lado izquierdo del cuerpo -ya sea la oreja, el pie o la mano- tienden a ser oscuras y premonitorias; las que mencionan el lado derecho son francamente alegres.  Los datos cuantitativos que presenta muestran esta asimetría con bastante claridad:

Tipos de gotas para los oídos

Todos hemos oído hablar de las revisiones físicas anuales y de las citas con el dentista dos veces al año, pero ¿con qué frecuencia debe revisarse la audición? La respuesta depende de su capacidad auditiva actual, su edad, su trabajo y otros factores de riesgo.

¿Le pican los oídos? ¿Lucha contra las ganas de rascarse en lo más profundo de su canal auditivo? Olvídese del cuento popular que aprendió de niño. No tiene nada que ver con el hecho de que alguien hable o no de ti y sí con la forma en que la delicada piel de tu oído interno reacciona al entorno.

Puede que te piquen los oídos en la parte externa de la oreja (conocida como pabellón auricular), o que te piquen en lo más profundo del conducto auditivo, que sigue considerándose el oído externo.  Ambos son problemas agravantes y molestos. Lo más probable es que el picor de oídos esté causado por un caso leve de dermatitis, pero lo mejor es que un médico le eche un vistazo. Estas son las principales razones por las que te pueden picar los oídos, y qué hacer al respecto:

La razón más común del picor de orejas es una enfermedad llamada dermatitis seborreica, un tipo de erupción que afecta a las glándulas sebáceas, que producen grasa. Puede aparecer en el cuero cabelludo y las cejas, y en las orejas. Un caso leve de dermatitis seborreica hace que la piel se descame, lo que se conoce como caspa. Cuando la dermatitis es grave, la piel también puede estar enrojecida y presentar un intenso picor.

Limpieza de oídos

A veces, el primer síntoma de una infección de oído puede ser el picor dentro del oído. Si al picor le sigue un dolor en el oído que no desaparece, es el momento de llamar al médico y averiguar si tiene una infección. Si tienes un audífono, asegúrate de limpiarlo según las indicaciones para evitar que se produzcan infecciones de oído.

A pesar de lo que hayas oído de niño, existe el concepto de «demasiado limpio», especialmente cuando se trata de tus oídos. Los oídos producen cera y aceite para proteger los oídos y la audición. Una limpieza excesiva puede dejar los oídos secos y con picor, y si se introduce demasiado un bastoncillo de algodón se puede producir un bloqueo de cerumen o dañar el oído. Deje que el cerumen salga por sí solo, y luego limpie las escamas de la superficie del oído.

Si es la primera vez que lleva un audífono, es posible que al principio sienta algo de picor. Los audífonos también pueden provocar picores si es alérgico al revestimiento de plástico, si el audífono no se ajusta bien o si queda agua atrapada detrás del audífono. Si el picor persiste, hable con su médico o con el especialista que le adaptó el audífono para encontrar una solución.

Author: Gustavo Ferrer