Rotura fibrilar cuadriceps

Torn quad traducción

AbstractIntroductionAcute traumatic, unilateral, quadriceps rupture after patellectomy is rare.Case presentationWe present a 42-year old male who experienced a unilateral left quadriceps tendon rupture following assault by four people. Veintisiete años antes de esta lesión, el paciente había sufrido fracturas ipsilaterales de fémur y de rótula conminutas, que fueron tratadas mediante enclavamiento intramedular y rotulectomía respectivamente. Realizamos una reparación primaria de extremo a extremo del tendón desgarrado. En el postoperatorio, la histología reveló hallazgos consistentes con cambios degenerativos preexistentes. El paciente se recuperó bien y volvió a su antigua ocupación, que dependía de su capacidad para conducir.ConclusiónLos cambios degenerativos del tendón del mecanismo extensor de la rodilla tras la patelectomía pueden predisponer al tendón del cuádriceps a la rotura traumática. Se requiere una intervención quirúrgica temprana y una rehabilitación prolongada para obtener los mejores resultados funcionales.

IntroducciónLa rotura unilateral postraumática del tendón del cuádriceps tras una pielectomía es poco frecuente. La rotura del tendón del cuádriceps es más frecuente en pacientes mayores de 40 años. El tendón suele fallar por encima de la unión osteo-tendinosa en el 70% de los pacientes, y en la sustancia intratendinosa en el 30% restante. Existe una fuerte asociación con numerosas enfermedades sistémicas y cambios degenerativos previos en el mecanismo extensor de la rodilla [1]. Se ha informado de la reconstrucción de una rotura crónica del tendón rotuliano tras una rotulectomía [2].Presentación del casoUn hombre de 42 años fue agredido por cuatro personas, y recuerda que algunas de ellas saltaron sobre su rodilla izquierda. No estaba seguro del mecanismo exacto de la lesión, ya que declaró que estaba bajo la influencia del alcohol. El paciente presentaba hinchazón en el muslo e incapacidad para soportar el peso de la pierna izquierda. Había un hematoma y una depresión palpable (Fig. 1) del tendón del cuádriceps izquierdo. El paciente era capaz de extender la rodilla, pero no en contra de la gravedad, con un retraso extensor de 30°.Figura 1Estado clínico que muestra el «signo del surco» positivo en la región suprapatelar, y las radiografías que muestran osificación heterotópica, ausencia de rótula y defecto de sombra de tejido blando anterior al fémur distal.Imagen a tamaño completo

Rotura del tendón del cuádriceps jaaos

Se ha implicado un componente genético en las tendinopatías que implican la rotura del tendón. El colágeno de tipo V, un colágeno fibrilar cuantitativamente menor que forma fibrillas heterotípicas con el colágeno de tipo I, desempeña un papel en la regulación del tamaño y la configuración de las fibrillas del colágeno de tipo I, componente mucho más abundante. Hasta la fecha, no se han comunicado datos sobre el componente genético de la rotura bilateral del tendón del cuádriceps. Describimos la presencia del polimorfismo BstUI del gen COL5A1 en un hombre con rotura bilateral del tendón del cuádriceps. El COL5A1 (la variante rs12722, BstUI RFLP) puede ser un gen candidato asociado al desarrollo de la rotura bilateral del tendón del cuádriceps.

Rotura bilateral consecutiva del tendón del cuádriceps en un hombre con polimorfismo BstUI del gen COL5A1. / Longo, Umile Giuseppe; Fazio, Vito; Poeta, Maria Luana et al. En: Knee Surgery, Sports Traumatology, Arthroscopy, Vol. 18, No. 4, 04.2010, p. 514-518.Research output: Contribución a la revista ‘ Artículo ‘ revisión por pares

Desgarro de cuádriceps

La incidencia de las lesiones por distensión sigue siendo elevada en muchos deportes populares, especialmente las lesiones por distensión de los isquiotibiales en el fútbol, a pesar del importante efecto documentado del ejercicio excéntrico para prevenir las distensiones. Los estudios que investigan las propiedades anatómicas de estas lesiones en humanos son escasos. La mayoría de las distensiones se observan en la interfaz entre las fibras musculares y el tendón: la unión miotendinosa (MTJ). Tiene una morfología única, con una membrana muscular muy plegada y llena de invaginaciones de fibrillas de colágeno procedentes del tendón, lo que establece una mayor área de transmisión de fuerza entre el músculo y el tendón. Hay una tasa muy alta de remodelación de las células musculares que se acercan a la MTJ, pero se sabe poco sobre cómo se adapta el tejido al ejercicio y qué cambios estructurales puede introducir el ejercicio excéntrico intenso. Esta revisión resume los conocimientos actuales sobre la anatomía, la composición y la adaptabilidad de la MTJ, y analiza las razones por las que se pueden prevenir las lesiones por distensión mediante el ejercicio excéntrico.

Protocolo de rehabilitación de la reparación del tendón del cuádriceps

Se ha implicado un componente genético en las tendinopatías que implican la rotura del tendón. El colágeno de tipo V, un colágeno fibrilar cuantitativamente menor que forma fibrillas heterotípicas con el colágeno de tipo I, desempeña un papel en la regulación del tamaño y la configuración de las fibrillas del colágeno de tipo I, componente mucho más abundante. Hasta la fecha, no se han comunicado datos sobre el componente genético de la rotura bilateral del tendón del cuádriceps. Describimos la presencia del polimorfismo BstUI del gen COL5A1 en un hombre con rotura bilateral del tendón del cuádriceps. El COL5A1 (la variante rs12722, BstUI RFLP) puede ser un gen candidato asociado al desarrollo de la rotura bilateral del tendón del cuádriceps.

Author: Gustavo Ferrer