Sabañones pies causas

Dedos con sabañones

La principal causa de los sabañones en los pies es la exposición al frío. Los expertos afirman que pueden aparecer tras una respuesta anormal de nuestro cuerpo a las bajas temperaturas, combinada con una mala regulación del flujo sanguíneo de nuestra piel.

Después de estar expuestos al frío, si sometemos los pies o las manos a un calor intenso se produce una dolorosa hinchazón, ya que este calor provoca la dilatación de los vasos sanguíneos de nuestra piel y la aparición de la lesión. también las manos, las orejas y la nariz son zonas bastante vulnerables.

Hay que tener en cuenta que hay ciertos grupos de personas que, por sus características fisiológicas, son más vulnerables como los niños, las mujeres y los ancianos, pero también hay varios factores que aumentan el riesgo de tener sabañones como los que se indican a continuación:

– ENFERMEDAD DE RAYNAUD. La enfermedad de Raynaud es un trastorno de los vasos sanguíneos, que se estrechan cuando la persona siente frío o estrés, y afecta a los dedos de las manos y los pies. Las personas con este problema son más propensas a sufrir sabañones.

Además de tener en cuenta los consejos anteriores, hacer un buen diagnóstico es siempre fundamental. Por ello, se recomienda acudir al podólogo o al médico vascular si afecta principalmente a los pies, ya que ambos especialistas sabrán qué tratamiento es el más adecuado para estas lesiones y así recuperar la salud de los pies o de la zona dañada.

Dedos de los pies Covid

Los sabañones son la dolorosa inflamación de los pequeños vasos sanguíneos de la piel que se produce como respuesta a la exposición repetida al aire frío pero no helado. También conocidos como pernio, los sabañones pueden causar picor, manchas rojas, hinchazón y ampollas en las manos y los pies.

Los sabañones suelen desaparecer en un plazo de una a tres semanas, especialmente si el tiempo es más cálido. Es posible que haya recurrencias estacionales durante años. El tratamiento consiste en protegerse del frío y utilizar lociones para aliviar los síntomas. Los sabañones no suelen provocar lesiones permanentes. Sin embargo, la afección puede provocar una infección, que puede causar daños graves si no se trata.

Cuándo acudir al médicoLos sabañones suelen mejorar por sí solos. Busque atención médica para comprobar si hay complicaciones si el dolor es inusualmente intenso, si sospecha que hay una infección o si los síntomas no mejoran después de una o dos semanas. Si los síntomas se prolongan durante la estación cálida, acuda al médico para descartar otras afecciones.

CausasNo se sabe con exactitud cuál es la causa de los sabañones. Puede tratarse de una reacción anormal del cuerpo a la exposición al frío seguida de un recalentamiento. El recalentamiento de la piel fría puede hacer que los pequeños vasos sanguíneos bajo la piel se expandan más rápidamente de lo que pueden soportar los vasos sanguíneos más grandes cercanos. Esto provoca un efecto de cuello de botella y la fuga de sangre hacia los tejidos cercanos.

Sabañones en los dedos de los pies

Los sabañones suelen aparecer varias horas después de la exposición al frío. Suelen provocar una sensación de ardor y picor en las zonas afectadas, que puede ser más intensa si se entra en una habitación caliente.

Si los sabañones son graves y vuelven a aparecer, hable con su médico de cabecera. Puede que le recomiende tomar un comprimido o cápsula diaria de un medicamento llamado nifedipino. Este medicamento relaja los vasos sanguíneos y mejora la circulación.

Si la piel se enfría, es importante calentarla gradualmente. Calentar la piel demasiado rápido -por ejemplo, metiendo los pies en agua caliente o cerca de un calentador- es una de las principales causas de los sabañones.

También puedes ayudar a reducir el riesgo de infección limpiando cualquier rotura de la piel con un antiséptico y cubriendo la zona con un apósito antiséptico. El apósito debe cambiarse cada dos días hasta que la piel se cure.

Sabañones de Raynaud

A pesar de las molestias, la mayoría de los sabañones no causan ningún daño permanente en los tejidos, aunque en casos graves pueden provocar una úlcera. Como no todas las personas expuestas al frío y la humedad desarrollan sabañones, se cree que las que lo hacen son demasiado sensibles a los cambios de tiempo y temperatura. Los ancianos, los sedentarios, los adolescentes y las personas con problemas médicos (como la anemia) son los más susceptibles. Síntomas de los sabañones Los sabañones suelen aparecer en los dedos de los pies. Los síntomas más comunes son: La circulación responde a la temperatura Aunque la causa exacta de los sabañones sigue siendo desconocida, se cree que está asociada a la reacción del cuerpo al frío. El sistema circulatorio del cuerpo comprende arterias, venas y capilares que llevan la sangre a todas las células. El sistema circulatorio es sensible a la temperatura.

En condiciones de calor, el cuerpo dilata los vasos sanguíneos cercanos a la piel para que el exceso de calor se pierda en el aire, enfriando así el cuerpo. Cuando hace frío, estos vasos sanguíneos se contraen para conservar el calor corporal. Esta constricción puede privar de sangre y calor a las extremidades, como los dedos de los pies, si la circulación periférica es lenta. Cambios bruscos de temperatura Los síntomas de los sabañones empeoran con los cambios bruscos de temperatura, por ejemplo, al entrar en una casa caliente después de haber estado fuera en el frío. Del mismo modo, calentar los pies fríos demasiado rápido, apoyándolos junto a un calefactor o utilizando una bolsa de agua caliente, también exacerbará la afección. Es mejor concentrarse en calentar todo el cuerpo. Tratamiento de los sabañones en casa Las sugerencias para tratar los sabañones en casa son las siguientes Consejos de prevención Mantener todo el cuerpo caliente en todo momento es la clave para prevenir los sabañones. Las sugerencias incluyen: Tratamiento profesional Los sabañones graves, ulcerosos o recurrentes necesitan atención profesional. Un podólogo cualificado puede tratar sus sabañones y ofrecerle consejos de prevención. Si padece sabañones graves y recurrentes, su médico puede recetarle un medicamento preventivo. Si tiene una enfermedad preexistente, como la diabetes, debe acudir al médico para que compruebe sin demora la circulación en la zona afectada. Dónde obtener ayuda

Author: Gustavo Ferrer